Contrato de arrendamiento Código Civil español

El arrendamiento tiene lugar cuando el propietario de un bien, conocido como arrendador, cede su uso y disfrute de manera temporal a otra persona (arrendatario) a cambio del pago de una renta. Esto comúnmente lo conocemos como alquiler, y se formaliza a través de un contrato de arrendamiento.

Debemos destacar la importancia de la utilización de un buen contrato de arrendamiento, ya que las cláusulas del mismo establecerán el proceder de la operación, de manera que funcione como garantía para que ambas partes estén satisfechas con el convenio. Es por ello, que a continuación destacamos algunos puntos generales de interés acerca del contrato de arrendamiento, y sus tipos.

Características y tipos de arrendamiento:

Conforme a lo anterior, el contrato de arrendamiento debe tener las siguientes características:

  • Es consensual, porque se fundamenta únicamente en el acuerdo entre las partes.
  • Es bilateral, porque intervienen por lo general la persona que trasfiere la posesión y la persona que la adquiere.
  • Es temporal, porque el contrato tiene vigencia durante un plazo determinado.
  • Es oneroso, porque a cambio de la adquisición del bien, el arrendatario está obligado a pagar por el uso del mismo.

Según el artículo 1542 del Código Civil existen tres tipos de arrendamiento: el arrendamiento de cosas, de obras o de servicios.

  • En el arrendamiento de cosas, una de las partes se obliga a dar a la otra el goce o uso de un bien mueble o inmueble, por un tiempo y precio determinados (Art. 1543). Por ejemplo, el alquiler de una vivienda.
  • En el arrendamiento de servicios, se arrienda una prestación de un servicio específico, pero no se establece una relación laboral (Art. 1544). Por ejemplo, cuando se contrata a un abogado.
  • En el arrendamiento de obras, una de las partes se obliga a ejecutar una obra por un precio determinado. (Art. 1544). Consiste en un negocio similar al de la prestación de servicios, pero en este caso la obligación es de resultado y no de medios. Por ejemplo, cuando se contrata una instalación eléctrica.

Contrato de arrendamiento Código Civil español

Obligaciones de las partes:

  • Del arrendador:

Según el artículo 1554 del Código Civil, el arrendador está obligado a:

  1. Entregar al arrendatario la cosa que es objeto del contrato.
  2. Realizar todas las reparaciones necesarias, con el fin de garantizar el buen estado del mismo y mantener el uso para el cual ha sido destinado, mientras dure el arrendamiento.
  3. Garantizar al arrendatario el disfrute pacífico del arrendamiento en el tiempo de vigencia del contrato.
  • Del arrendatario:

Según el artículo 1555 del Código Civil, el arrendatario está obligado a:

  1. Pagar el precio del arrendamiento en los términos del convenio.
  2. Dar a la cosa arrendada el uso pactado; y, en su defecto, al que se deduzca de la naturaleza del objeto de acuerdo a la costumbre.
  3. Pagar los gastos que se deriven de la escritura del contrato.

El arrendatario también es responsable por el deterioro o pérdida que tenga la cosa arrendada, a menos que pruebe no haber sido garante del mismo. (Art. 1.563)

El arrendatario debe regresar la finca, al término del contrato, tal como la recibió, salvo aquello que ha perecido o se ha deteriorado por el tiempo o de manera inevitable. (Art.1.561)

Incumplimiento de las obligaciones

En caso de incumplimiento de alguna de las partes, según el Art. 1556 del Código Civil español, la parte perjudicada puede exigir la indemnización de los daños y perjuicios ocasionados. Pudiendo a su vez dejar vigente el contrato, o bien reclamar la resolución del mismo.

Asimismo, el arrendador podrá desalojar al arrendatario por falta de pago en el precio convenido, infracción de alguna de las condiciones contractuales, el uso indebido o no pactado de la cosa o servicio, y expiración de la duración fijada del arrendamiento.

Sin embargo, si el proceso de desahucio está referido al arrendamiento de un bien inmueble, el arrendador podría solicitar el desalojo del arrendatario, bajo ciertos preceptos especiales de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Se trata de un procedimiento especial regulado, para el cual habría que ahondar más antes de instarlo.

Redactora en IberAbogado
Asesora legal por oficio y vocación.
Me gusta escribir artículos en mis ratos libres y colaborar con varias webs y medios de prensa.
Actualmente terminando de cursar el Grado de Derecho en la Universidad Complutense.
Si tienes dudas o necesitas que te ayude, no dudes en escribirme.
Ariadna Martinez Campoy
Últimas entradas de Ariadna Martinez Campoy (ver todo)