Divorcio con separación de bienes

Los bienes matrimoniales se deben dividir de manera justa, de lo contrario, si usted y su cónyuge no pueden ponerse de acuerdo, el juez lo decidirá. La ley de Michigan requiere que jueces dividan los bienes matrimoniales de manera justa.

De manera general, el término “justo” significa que cada ex cónyuge recibe alrededor de la mitad de todo. Pero hay excepciones, como cuando un juez decide que es justo dividir los bienes matrimoniales de otra forma, según la vida matrimonial que hayan tenido y como puede verse afectada después del divorcio.

En este sentido, en el caso de que los bienes no se dividan en partes iguales, también está relacionado con factores que puedan favorecer o no a uno de los interesados, si una persona tiene más culpa en el divorcio o si una persona necesita más bienes.

Sin embargo hay divorcios en los que en ocasiones una persona recibe más bienes matrimoniales, pero por otra parte también es responsable por más deudas matrimoniales.

Divorcio con separación de bienes

¿Cuáles son los bienes matrimoniales?

Por una parte conocemos que la mayoría de los bienes que los cónyuges obtienen o ganan durante el matrimonio son bienes netamente matrimoniales.

Sin importar a nombre de quién esté el título o la escritura, estos siguen siendo bienes matrimoniales, con la excepción de que se tratase de un regalo o una herencia.

Los bienes matrimoniales se deben dividir en el divorcio, ya que un bien matrimonial es propiedad de los dos. El resto de cosas que no son bienes matrimoniales se llaman bienes separados.

Divorcio con separación de bienes

¿Cuáles son los bienes separados?

Por otra parte, cuando hablamos de bienes separados, se hace referencia de bienes que tiene cada cónyuge antes del matrimonio.

En este mismo sentido, si uno de los cónyuges hereda o le regalan bienes durante el matrimonio, estos son bienes separados. De igual forma, si uno de los cónyuges tiene bienes separados y aumentan el valor por sí solo durante el matrimonio, sin realizar mejoras ni modificaciones, el aumento de valor sigue siendo un bien separado.

Normalmente los cónyuges se quedan con sus bienes separados en caso de divorcio. Aun así, hay casos en los que los bienes separados se pueden dividir.

¿Cuándo se convierten en bienes matrimoniales los bienes separados?

Se puede dar el caso en el que los bienes separados se puedan dividir, es decir, si:

  • Uno de los cónyuge ayuda con la obtención, mejoría o expansión del bien separado del otro cónyuge.
  • Cuando la parte de los bienes matrimoniales de uno de los cónyuge no son suficientes para cumplir con las necesidades de ese cónyuge.

Es importante saber que los bienes separados también se pueden convertir en bienes matrimoniales, en especial cuando se usan de manera regular para propósitos matrimoniales o si se pone en una cuenta bancaria en conjunto.

Por esta razón, es conveniente hablar con un abogado sobre el tema, ya que puede ser complicado determinar si un bien es matrimonial o separado.

Hay opciones de orientación legal para aquellas parejas o personas que tienen bajos ingresos, una de ellas es posible gracias a los servicios legales gratis.

Por otra parte, sin importar sus ingresos, puede usar la Guía para ayuda legal, con la que podrás encontrar abogados en tu zona. Sin embargo, es importante aclarar que esta herramienta solo está disponible en inglés.

Divorcio con separación de bienes

Bienes inmuebles

Con relación con los bienes inmuebles, como la vivienda, si esta fue adquirida por uno de los cónyuges antes del matrimonio, con independencia del régimen económico, la propiedad seguirá siendo del mismo.

Sin embargo, en el caso de que haya hijos en común, cabe la posibilidad de que, a pesar de que la propiedad siga siendo del cónyuge titular, se le otorgara el derecho del uso de la vivienda a quien presenté el interés jurídico más necesitado y que además ostente la custodia de los menores.

Por otra parte, independientemente de que haya hijos o no, también se puede otorgar el uso de la vivienda, aunque sea temporalmente, a favor del cónyuge con menos poder adquisitivo.

Caso contrario de que la vivienda este a nombre de los dos cónyuges con una hipoteca a nombre de ambos. Existe la posibilidad de que se otorgue el derecho de uso a favor de uno de ellos, sin embargo, existe la obligación de ambos de seguir pagando la hipoteca al 50 % a pesar de que uno de ellos no resida en la misma.

Divorcio con separación de bienes

Redactora en IberAbogado
Asesora legal por oficio y vocación.
Me gusta escribir artículos en mis ratos libres y colaborar con varias webs y medios de prensa.
Actualmente terminando de cursar el Grado de Derecho en la Universidad Complutense.
Si tienes dudas o necesitas que te ayude, no dudes en escribirme.
Ariadna Martinez Campoy
Últimas entradas de Ariadna Martinez Campoy (ver todo)